Acerca de "La Puerta"

Santa Cena en Puerta del Rebaño

Acerca de nosotros

Un poco de historia

Declaración de principios

Cómo contactarnos

Acerca de nosotros

Es frecuente que nos pregunten si tenemos presencia en otras regiones. Por eso, conviene aclarar que somos y siempre hemos sido una única comunidad/iglesia de Concepción: un solo grupo que se reúne en una sola casa.

Siempre hemos sido una iglesia pequeña, algo que ha pasado a ser parte esencial de nuestra identidad. No queremos perder el ambiente familiar e informal que nos caracteriza.

No tenemos jerarquías, aunque sí hay una cierta división del trabajo. Actualmente, la labor pastoral está a cargo del matrimonio conformado por Carlos Gallardo y Mónica Parada, quienes cumplen el mismo rol en la Iglesia Bautista de Chiguayante.

Desde sus orígenes, nuestra iglesia ha atraído a un número importante de personas vinculadas a las artes y las ciencias sociales. Esto ha ido moldeando los proyectos que hemos desarrollado, individualmente o en equipo, con el afán de predicar con acciones un evangelio que no esté “en las nubes”, sino bien anclado a la realidad que debe ser transformada por él.

Un poco de historia

La Iglesia Puerta del Rebaño nació en 1986, fruto del trabajo misionero del pintor y profesor universitario Carlos Salazar y su esposa María Elena Foster. La nueva congregación atrajo a gran número de estudiantes, muchos de ellos con fuertes intereses artísticos, lo que fue dejando su huella en la identidad de la naciente iglesia. Por muchos años constituyó un amparo para muchos que por motivos de estudios se encontraban lejos de sus hogares.

Titus participa en nuestra liturgia (2006)Paralelamente, a comienzos de los años ’90, el matrimonio conformado por Carlos Gallardo y Mónica Parada (actuales pastores de Puerta del Rebaño) inició su labor pastoral formando un grupo de culto y estudio bíblico en su casa. En aquel tiempo, iniciaron también sus estudios en la Comunidad Teológica Evangélica de Concepción, donde entablaron amistad con uno de sus docentes, el menonita paraguayo-canadiense Titus Guenther, lazo que se vio enriquecido por una afinidad compartida hacia la perspectiva anabautista.

Entretanto, una amiga misionera del matrimonio les comentó de una comunidad de creyentes que podría resultar acogedora para ellos. Se trataba de la Puerta del Rebaño, a la cual se incorporaron en el año 1995. Allí empezaron a colaborar en los estudios bíblicos, lo que constituyó una experiencia enriquecedora para toda la comunidad.

Tras comunicar el pastor Salazar su deseo de partir de Concepción, Carlos Gallardo asumió el pastorado de la iglesia. Algunos años más tarde, la comunidad también ordenó pastora a su esposa Mónica. Fue un período de maduración, en el cual la identidad de la comunidad fue asumiendo un perfil más claramente anabautista.

En la actualidad, la congregación mantiene lazos fraternos con las Iglesias Menonitas en Estados Unidos y Canadá y participa en los congresos de las iglesias menonitas del Cono Sur. También existe una relación muy cercana con la Primera Iglesia Bautista de Chiguayante, la cual también es pastoreada por Carlos y Mónica. Ambas iglesias desarrollan en conjunto un trabajo educativo y de crecimiento espiritual en favor de sus propios miembros y de personas de otras iglesias, así como de familias, matrimonios, mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas que no cuentan con una comunidad de fe que los acoja.

Declaración de principios – Descargar en formato PDF

1. Somos una comunidad cristiana evangélica, heredera de la Reforma Protestante y adherimos incondicionalmente a sus principios básicos, que son:

Culto en Puerta del Rebaño-El sacerdocio universal de los creyentes: cada creyente es un sacerdote.
-Sola escritura, que reconoce a la Biblia como única base autorizada para la fe y la práctica cristianas.
-Solamente por la fe y la gracia se es salvo/a, no por obras.
-Iglesia reformada siempre reformándose, como principio eclesiológico.

2. Somos una comunidad que privilegia el desarrollo espiritual y cultural de sus miembros y su integración a la iglesia y a la sociedad.

3. Profesamos el liderazgo compartido en el manejo de los asuntos de la Iglesia.

4. Creemos en la igualdad de todos los hombres y mujeres ante Dios (Gálatas 3:28).

5. Creemos que la función pastoral es un don de servicio para la asistencia de los miembros de la iglesia, y que el Pastorado, más que un privilegio, constituye una plataforma de trabajo y acción práctica del amor cristiano.

6. Creemos que el éxito de una congregación se manifiesta en el desarrollo integral de las personas, y no necesariamente en el crecimiento numérico de su membresía.

7. Creemos que la verdadera liturgia es aquella que nace como fiel reflejo de la expresión e identidad cultural propia de sus miembros.

8. Creemos en la inculturación del evangelio, como acción difusora del mensaje de Nuestro Señor Jesucristo hacia todas las culturas, fundamentada en el respeto a su identidad.

9. Somos una iglesia de paz, comprometida con el que sufre y que asume su responsabilidad profética de denunciar las injusticias, abusos y corrupción existentes en la sociedad.

10. Creemos que la salvación, si bien es un privilegio individual otorgado por Dios a sus hijos e hijas, constituye una preocupación de la iglesia como comunidad.

Bautismos en Coliumo11. Asumimos dos sacramentos dados por Nuestro Señor Jesucristo a su Iglesia:
-La Santa Cena en memoria de la muerte y resurrección de Cristo y como símbolo de nuestra comunión con Él.
-El Bautismo por propia decisión, después de una profesión de fe en Cristo.

12. Reconocemos el “Credo Niceno”, llamado también “Credo de los Apóstoles”, como portador de las verdades centrales de la catequesis cristiana.


Concepción, mayo de 2001. Principio N°9 ampliado en abril de 2002

Cómo contactarnos

Por correo electrónico:

En Facebook:
www.facebook.com/puertachile

En nuestra casa:
Cruz 1875-A, Concepción, CHILE
(no se ve desde la calle; tocar citófono en el portón)

Nuestros cultos son los domingos a las 11:15 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *