En el extranjero

Menonitas se unen a movimientos “Ocupa”

Por Anna Groff, The Mennonite, enero 2012.
Traducción AMLAC/Puertachile

Menonitas de todo Estados Unidos se han unido al movimiento Ocupa Wall Street (OWS) a través de sus grupos Ocupa locales. Desde pequeñas ciudades como Lancaster en Pensilvania, hasta la sede central del movimiento en la ciudad de Nueva York e, incluso, hasta el lejano Albuquerque en Nuevo México, los movimientos se plantean objetivos específicos particulares para cada contexto y población.

Ocupa Wall Street: Sandra Pérez, de la Fraternidad Menonita de Manhattan, pasó un tiempo en el Parque Zuccotti y continúa siguiendo al movimiento. Ella dice que un grupo de su iglesia encontró modos de apoyar a OWS manifestando su solidaridad y apoyo en las reuniones y donando dinero al movimiento.

Una persona instaló una estación de recarga en el Parque Zuccotti para dar electricidad a los computadores portátiles y teléfonos celulares a través de un sistema solar autónomo formado por una caja de leche, un panel solar, una batería y un convertidor.

Barbara Render (43 años), de Brooklyn, asistió a un servicio interreligioso en el Parque Zuccotti el 20 de noviembre de 2011, que fue el Día Intergeneracional del OWS. Ella también asiste a Fraternidad Menonita de Manhattan.

“Noté que los oradores eran muy diversos y tenían mucho entusiasmo por lograr que el 1% [de la población] pague lo que le corresponde y deje de gravar al otro 99%”, dijo. “Vi representadas a un buen número de minorías. Espero que todas las personas de diferentes razas salgan de sus casas y obstaculicen el funcionamiento de Wall Street usando todos los medios no violentos que sea posible, como las protestas”.

Matt Dean, estudiante del Union Theological Seminary, se unió a los “Capellanes en Protesta de NYC”, un grupo de capellanes que sirve a la comunidad de manifestantes.

Dijo que está comprometido con las personas que son “víctimas de la violencia, ya sea violencia económica, brutalidad policiaca o alienación cultural forzada, en los casos de personas sin hogar o con enfermedades mentales”.

Ocupa Wall Street

Julia Danner (extremo derecho) en un taller sobre el movimiento BDS en la ciudad de Nueva York. El BDS es una campaña de boicots, desinversiones y sanciones contra Israel con la esperanza de presionar a dicho estado para que acate el derecho internacional.

Julia Danner (20 años) participó en una marcha sobre el Puente de Brooklyn en octubre pasado, lo que acabó en un arresto no planeado. Danner es hija de Michael Danner, pastor de la Iglesia Menonita de Metamora (Illinois). Danner, de Stony Point, Nueva York, se mantiene vinculada a la Iglesia Menonita de Metamora.

“Aunque con gusto habría elegido –y posiblemente aún elegiría– ser arrestada por la causa, las detenciones que se hicieron en ese momento específico fueron resultado de que la policía de Nueva York nos encerró en el puente”, dijo ella. Permaneció de pie, esposada, durante tres horas y posteriormente la encerraron en prisión hasta las 2:30 am, pero no se presentaron cargos.

El segundo evento en que Danner participó fue la interrupción de un evento realizado por los Birthright Alumni (“Alumnos por Derecho de Nacimiento”), una organización judía que ofrece viajes educativos a Israel para adultos jóvenes judíos.

Danner es judía y se siente llamada a hablarle a su propia comunidad religiosa, “específicamente en lo relativo a los palestinos que han sido y continúan siendo victimizados por la ocupación israelí, y el rol de los Birthright en la perpetuación de la propaganda anti-palestina,” comentó.

Ocupa Chicago: Kara Bender organizó una acción en Chicago el 7 de noviembre de 2011, a través de su trabajo como organizadora comunitaria en el Comité de Adultos Mayores Jane Addams, una organización que trabaja por el cambio social.

"No a los recortes"

El 7 de noviembre de 2011, más de 600 personas se unieron a la marcha “No a los recortes” y se manifestaron en Chicago, organizados por Kara Bender, de la Iglesia Menonita de Reba Place. Foto de un obrero del SEIU.

Bender asiste a la iglesia de Reba Place en Chicago y es miembro de la Fraternidad de Reba Place.

La acción, a la cual se unió Ocupar Chicago, llamaba a las autoridades a no recortar los fondos para Medicaid, Medicare, Seguridad Social y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Los manifestantes también buscaban concientizar acerca de que los recortes de fondos afectarían desproporcionadamente a mujeres de bajos ingresos y a adultos mayores de color, dice Bender.

La acción incluyó una concentración de 600 personas y una corta marcha hasta el centro de Chicago, donde se reunieron con otras 48 personas que practicaban desobediencia civil cortando el tránsito. Veinte miembros de la Iglesia de Reba Place asistieron, y seis de ellos, incluida Bender, fueron arrestados y multados pero no encarcelados.

Preparándose para la acción y el arresto, Bender dirigió entrenamientos en desobediencia civil y sesiones informativas en la Iglesia Menonita de Reba Place, como parte de una serie de seis semanas de talleres sobre pacifismo.

Tim Nafziger y Charletta Erb de la iglesia Comunidad Agua Viva también estuvieron involucrados. Nafziger ha ayudado a poner en marcha Ocupa Rogers Park, que planeaba reunirse en la iglesia Agua Viva el 17 de diciembre de 2011. La iglesia ya servía de sede a otros grupos Ocupa del área de Chicago.

Ocupa Pittsburgh: Inspirada en una clase de escuela dominical sobre discipulado, Marilyn Bender se preguntó si entre los involucrados en Ocupa Pittsburgh habría gente que se identificara con las enseñanzas de Jesús sobre las posesiones, la codicia y la generosidad. Decidió ir al centro a escuchar lo que pensaban quienes se hallaban reunidos en el campamento.

El 20 de noviembre de 2011, Scott Hoffman y Phoebe Sharp, también de la Iglesia Menonita de Pittsburgh, la acompañaron y llevaron sándwiches para compartir. El hombre que los guió en su recorrido por el campamento era cristiano.

Les dijo que “había muchas religiones diferentes representadas en el campamento y que trataban de ser respetuosos y aprender unos de otros”, dijo Bender.

Alrededor de 50 personas se hallaban reunidas en el campamento y muchos eran veteranos de las fuerzas armadas. Los veteranos compartieron sus sentimientos de frustración por las “guerras ilegales” y la economía, dijo Sharp.

“Me impactó la yuxtaposición visual: las tiendas del campamento eran literalmente enanas en comparación con los edificios altos, tales como la Torre de Acero y el edificio del UPMC (Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh)”, dijo Sharp.

Sin embargo, el guía dijo que algunas de las reacciones de los trabajadores del centro de la ciudad habían sido positivas. De hecho, algunos trabajadores de los bancos y de otras empresas han ido a almorzar con los manifestantes.

Ocupa Lancaster: Nick Martin, de 22 años, dice que uno de los principales objetivos de Ocupa Lancaster es alentar a las personas a que apoyen los pequeños negocios y tiendas locales en las festividades de fin de año.

“No tenemos un gran movimiento de miles de personas que vayan a salir a protestar, así que tenemos que buscar formas de animar a las personas a actuar de maneras que reflejen el movimiento en general,” dijo.

Martin organiza eventos de Ocupa Lancaster (Pensilvania) y dirige el trabajo de medios y publicidad del movimiento. La iglesia de Martin, la Comunidad Menonita de Lancaster, ha abierto su espacio a varios eventos de Ocupa, incluidas asambleas generales, cabildos municipales, cursos, una conferencia de prensa y otras actividades (la asamblea general es el órgano rector del movimiento OWS).

Martin dice que siente el apoyo de los menonitas y otros grupos religiosos de Lancaster y piensa que es algo especial. “En muchos lugares, a las personas les da miedo pedir a los cristianos que salgan y apoyen un evento”, dice.

Sin embargo, algunas personas tienen dificultades para saber cómo involucrarse. Aun cuando alguien no pueda asistir a una asamblea general o a una manifestación, sí puede donar alimentos para el campamento u ofrecer su espacio para algún evento o reenviar un correo electrónico, dice.

Ocupa Albuquerque: Andy Gingerich, de 28 años, dice que el movimiento en Albuquerque trabaja para abordar asuntos propios del estado de Nuevo México. Por ejemplo, el movimiento ahora se conoce como “(Des)ocupa Albuquerque” debido a la reacción de varios indígenas de Nuevo México que dijeron que el término “ocupar” tiene una connotación negativa, ya que sus comunidades fueron ocupadas por el gobierno de Estados Unidos durante muchos años.

Gingerich, junto a varios otros miembros de la Iglesia Menonita de Albuquerque, participaron en algunos eventos del movimiento. Algunas personas marcharon en el evento del Día de los Muertos para conectarse con las familias hispanas de la ciudad. Otros se subieron a los buses del transporte urbano a escuchar las preocupaciones de las personas pobres y subempleadas. Los embargos de casas hipotecadas son un problema apremiante en Albuquerque, dado que muchos de los embargos se producen en las áreas de menor ingreso económico de la ciudad, dice.

Mientras que la acción y los eventos se desaceleraron a fin de año, un grupo continúa reuniéndose regularmente y permanece conectado a través de Internet.

“[OWS] está orientado a la acción: uno sale y se manifiesta … pero, más que eso, implica organización”, dice. “La gente recién está encontrando una nueva manera de conectarse entre sí. Hay mucho poder en el acto de reunirse y ponerle nombre al problema”.

Un pensamiento en “Menonitas se unen a movimientos “Ocupa”

  1. Me gusta ésto, pues yo también estoy contra el fascismo coroprativista.
    Pero como anarquista cristiano, sólo lamento que los menonitas nunca denuncien las atrocidades de los gobiernos izquierdistas marxistas que son tan estatistas y opresores como la oligarquía financiera que fingen combatir: Correa, Evo, Daniel Ortega, los Hermanos C. Ruz de la isla cárcel, la tiranía hereditaria Norcoreana y pare de contar.
    Como decía un pianista chileno que vivía exiliado en Europa, ya fallecido, cuando le preguntaban a que ideología política apoyaba:
    “Ni Allende ni Pinochet me representan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *