En el extranjero

Premio Nobel 2011 y la tradición de paz menonita

por Bonnie Price Lofton, Eastern Mennonite University, 7 de octubre de 2011
Traducido por Felipe Elgueta Frontier, www.puertachile.cl

Leymah Gbowee, una de las tres mujeres galardonadas con el Premio Nobel de la Paz 2011, tiene una estrecha conexión con la “tradición de iglesias de paz” de los menonitas.

Gbowee, quien comparte el premio con la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y la activista por los derechos de la mujer, Tawakkul Karman, de Yemen, obtuvo un grado de máster en transformación de conflictos en el Centro de Justicia y Construcción de la Paz (CJP) de la Universidad Menonita del Este (EMU) en Harrisonburg, Virginia (EEUU). Asistió al Instituto de Verano de Construcción de la Paz del CJP en 2004 y completó su programa de Estrategias para Superar el Trauma y Aumentar la Resiliencia (conocido como “STAR”) en 2005.

Gbowee lideró un movimiento nacional de mujeres que contribuyó a detener la segunda guerra civil de Liberia en 2003.

“Leymah Gbowee movilizó y organizó a las mujeres superando las líneas divisorias entre etnias y religiones para poner fin a la larga guerra en Liberia y asegurar la participación femenina en las elecciones”, señaló el Comité Noruego del Nobel al otorgar el premio. “Desde entonces ha trabajado para acrecentar la influencia de las mujeres en África Occidental durante y después de la guerra”.

Todo partió en los años 90

Los lazos de Gbowee con los menonitas surgieron en 1998, cuando recibió instrucción en “superación del trauma y reconciliación” y trabajó luego en la rehabilitación de niños soldados. Quizás sin que ella lo supiera, la primera instrucción sobre este tema en Liberia tuvo lugar cuando Barry Hart, un menonita con conocimientos sobre trauma, llegó al país a comienzos de los años 90, financiado por el Comité Central Menonita y lo que ahora se conoce como la Red Menonita de Misión, ambas entidades con sede en Estados Unidos.

Hart instruyó a obreros de la iglesia luterana quienes, a su vez, instruyeron a Gbowee. Hart también hizo los arreglos para que Sam Gbaydee Doe, quien se convirtió en amigo y mentor de Gbowee, obtuviera un posgrado en transformación de conflictos en la EMU. En 1998, Doe se convirtió en uno de los primeros estudiantes de máster en lo que ahora es el Centro de Justicia y Construcción de la Paz, preparando el terreno para que Gbowee obtuviera el mismo grado nueve años después.

En sus memorias de 2011, “Mighty Be Our Powers” (“Que nuestras fuerzas sean poderosas”), Gbowee dice que llegó a la EMU porque era “una universidad norteamericana con un reconocido programa en construcción de la paz y resolución de conflictos. Era una academia cristiana que ponía el énfasis en la comunidad y el servicio”.

En respuesta al anuncio del Nobel, el presidente de la EMU, Loren Swatzendruber, dijo: “El impacto que logró Leymah, primero en Liberia y luego en África Occidental, y ahora en todo el mundo, demuestra que es posible otra realidad, una realidad no violenta. Esto confirma los sueños y esperanzas de los grupos, instituciones educativas e iglesias que están dedicadas a apoyar el trabajo por la paz.

“Plantamos lo que llamamos ‘semillas de paz’ en tantos lugares como nos sea posible, generalmente a través de la educación en la teoría y las habilidades para la construcción de la paz, y luego ponemos nuestra confianza en que algunas de estas semillas darán fruto”, agregó.

Semillas de paz

La mujer a quien Gbowee se refiere como su “amiga fiel”, con quien fundó la Red de Mujeres por la Paz y la Seguridad de África, Thelma Ekiyor, asistió al Instituto de Verano de Construcción de la Paz de la EMU en 2002, tal como lo hizo el primer campeón y empleador de Gbowee en Liberia, el reverendo luterano “BB” Colley, quien asistió al instituto anual en los años 2000 y 2001. Por instancia de Colley, Gbowee leyó “La política de Jesús” del reconocido experto menonita en temas de ética, John Howard Yoder.

Gbowee, quien fue nombrada Alumna del Año en la EMU en la primavera de 2011, es la figura central en un documental co-producido por Abigail Disney, “Pray the Devil Back to Hell” (“Oren para que el diablo regrese al infierno”). Completado en 2008, el documental es parte de una serie de “Mujeres, guerra y paz” que será emitida durante cinco martes consecutivos en octubre de 2011 en las estaciones de televisión pública en Estados Unidos.

En sus memorias, Gbowee atribuye a Sam Gbaydee Doe el haberla conectado con la Red de África Occidental para la Construcción de la Paz (WANEP), una organización que él co-fundó y lideró tras completar su máster en la EMU. (Doe recibió el Premio al Servicio Distinguido en 2002 entregado anualmente por la EMU, y ahora trabaja para las Naciones Unidas. Su hija Samfee se graduó en la EMU en la primavera de 2011, coincidiendo durante un año con el hijo mayor de Gbowee, Joshua “Nuku” Mensah, quien se incorporó en el otoño de 2010.)

“La WANEP, con sede en Ghana, enfatizaba el uso de estrategias no violentas y alentaba a las mujeres a unirse a la iniciativa de enfrentar los problemas de la violencia, la guerra y las violaciones de derechos humanos”, escribió Gbowee.

La WANEP apoyó el lanzamiento de la Red Mujeres en la Construcción de la Paz, la organización a través de la cual Gbowee y sus colegas dirigieron las campañas que tuvieron un rol clave en el proceso de terminar con la guerra civil en Liberia. (Esta organización es la antecesora de la actual organización de Gbowee, la Red de Mujeres por la Paz y la Seguridad en África.) La red de mujeres iniciada por la WANEP –junto con Acción Masiva por la Paz de la Mujeres de Liberia, el movimiento de base popular liderado por Gbowee– sentaron las bases para la elección de la también galardonada con el Nobel, Ellen Johnson Sirleaf, como presidenta de Liberia y primera mujer presidenta de una nación africana.

La WANEP es liderada actualmente por Emmanuel Bombande de Ghana, graduada en el 2002 en el CJP.

Validación de las enseñanzas del CJP

Gbowee reconoce en sus memorias la fuerte influencia que dos de los profesores fundadores del CJP, Hizkias Assefa y John Paul Lederach, tuvieron sobre ella a través de sus escritos y enseñanzas.

“Leí a Martin Luther King Jr. y a Gandhi y al escritor y experto keniano en conflicto y reconciliación Hizkias Assefa, quien creía que la reconciliación entre víctima y victimario era la única forma de resolver realmente el conflicto, especialmente el conflicto civil, en el mundo moderno. De otro modo, escribió Assefa, ambos permanecen atados para siempre, el uno esperando la disculpa o la venganza y el otro temiendo la retribución”.

Cuando Gbowee empezó a asistir a las reuniones internacionales relacionadas con el tema de la paz y a sentir la necesidad de “hablar con más conocimiento y autoridad”, dice, “empecé a acumular libros sobre teoría de la resolución de conflictos: ‘The Journey Toward Reconciliation” (“El camino hacia la reconciliación”) y “The Little Book of Conflict Transformation” (“El pequeño libro de la transformación de conflictos”), ambos de John Paul Lederach.

En mayo de 2004, el verano que siguió a los acuerdos de paz en Liberia, Gbowee concurrió a la EMU para asistir a clases en su Instituto de Verano de Construcción de la Paz. “Aquellas cuatro semanas fueron otro período transformador para mí”, dice en su libro, señalando que estudió con Assefa en el instituto, así como con Howard Zehr, “quien me enseñó el concepto de ‘justicia restaurativa’”.

“La justicia restaurativa era… algo que podíamos ver como nuestro y no artificialmente impuesto por los occidentales. Y lo necesitábamos, necesitábamos ese regreso a la tradición. Una cultura de impunidad florecía por toda África. El pueblo, los funcionarios, los gobiernos hacían el mal pero nunca asumían la responsabilidad por sus actos. Más que castigarlos, lo que necesitábamos era deshacer el daño que ellos habían hecho”.

Mujeres en la Construcción de la Paz en EMU

En junio de 2011 en la EMU, Gbowee participó en una conferencia por invitación acerca de las necesidades de las mujeres constructoras de paz en todo el mundo. Entre las participantes se encontraban la cineasta Abigail Disney de EEUU, Koila Costello-Olsson de Fiji, Suraya Sadeed de Afganistán y Dekha Ibrahim Abdi, una musulmana keniana de origen étnico somalí que recibió el Premio a la Vida Justa 2007. (Abdi falleció en un accidente automovilístico tras regresar a Kenia en julio de 2011.)

“Como directo resultado de esta conferencia, lanzaremos un programa de mujeres y construcción de la paz en nuestro Instituto de Verano de Construcción de la Paz 2012”, dice Lynn Roth, director ejecutivo del CJP.

Más información (castellano e inglés):

Leymah Gbowee: abanderada de la lucha por la paz de las mujeres liberianas (Río Negro)

Trascender de tres mujeres (La Jornada)

Nobel Peace Prize Winners Profile: Ellen Johnson Sirleaf, Leymah Gbowee (Huffington Post)

‘War through women’s eyes’ (Canadian Mennonite)

EMU Alum Wins Nobel Peace Prize (EMU)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *