En el extranjero

Solidaridad cristiana global para Japón

Con informaciones de Congreso Mundial Menonita, Anglican Journal & Agencia Fides, 18 de marzo de 2011

El Congreso Mundial Menonita (CMM) planea colaborar con los anabautistas japoneses tras el terremoto y tsunami que devastó el noreste del Japón.

Como primer paso, el 16 de marzo se realizó una teleconferencia intercontinental en la que participaron funcionarios del CMM y representantes de las iglesias menonitas, de Hermanos Menonitas y de Hermanos en Cristo y agencias tales como el Comité Central Menonita.

La respuesta del CMM y de las agencias de servicio se concentrará probablemente en desarrollar iniciativas y relaciones de largo plazo, más que en la ayuda de emergencia. Lo inmediato es un llamado mundial a orar por el pueblo de Japón. El sitio web del CMM está publicando materiales de apoyo para cultos de oración en distintos idiomas.

Baptist World Aid

El equipo "Rescate 24" de Baptist World Aid en Sendai. Foto: BWAid

Los participantes en la teleconferencia recibieron un mensaje de Nobuyasu Kirai, moderador de la Conferencia de Iglesias Cristianas Menonitas de Japón, y de Takanori Sasaki, moderador de la Fraternidad Menonita del Japón, integrada por varias iglesias de orientación anabautista. Los representantes de la comunidad eclesial global acordaron dar la máxima importancia a la consulta con éstos y otros líderes del Japón en el proceso de identificar formas de colaborar con las iglesias del Japón a medida que éstas vayan abordando las necesidades de la población. Los pasos a seguir serán informados por un grupo de trabajo liderado por Cynthia Peacock (India) y Bert Lobe (Canadá).

Paralelamente, cristianos japoneses de otras iglesias y denominaciones también se están movilizando para ayudar en la emergencia tras el cataclismo en un esfuerzo conjunto de solidaridad, para dar un signo visible del amor al prójimo enseñado por Cristo. Numerosas comunidades han organizado sus iniciativas, motivando también a sus contactos internacionales, a través de la web y en especial de las redes sociales como Facebook.

Además de la labor de la Iglesia Católica y de Cáritas, se estableció un centro interdenominacional en la zona más afectada por el terremoto. Por su parte, los valientes voluntarios de la red de asistencia humanitaria y social CRASH, patrocinada por varias comunidades cristianas evangélicas, han empezado a llevar alimentos y abrigo a la población desplazada en la zona de Fukushima.

Visión Mundial en Japón.

Cargamento de ayuda de Visión Mundial. Foto: Mitsuko Sobata/World Vision

El Consejo Nacional Cristiano del Japón (NCCJ), que reúne a anglicanos, protestantes y otras denominaciones, ha puesto en marcha una campaña de ayuda, mientras que los luteranos –presentes en dos áreas de Sendai– también se han movilizado. La Iglesia Anglicana-Episcopal de Japón ha habilitado su sede central en Tokio para coordinar los planes de emergencia, mientras que la Unión Bautista el Japón, que ha perdido a varios de sus miembros en la tragedia, está recibiendo un oportuno apoyo de la organización Baptist World Aid para sus operaciones de ayuda. En los últimos días, la Iglesia Ortodoxa Rusa ha anunciado actividades para la recolección de fondos, mientras que la Asociación Cristiana Femenina (YWCA) ha ofrecido acoger en sus albergues a los más débiles y vulnerables, especialmente niños y ancianos.

Otros grupos y comunidades pertenecientes a la Alianza Evangélica del Japón, tales como el Ejército de Salvación y Visión Mundial, han organizado una red de ayuda en el terreno que se comunica y coordina sobre todo gracias a las redes sociales.-

Ejército de Salvación en Japón.

Ejército de Salvación entrega alimentos a damnificados. Foto: Ejército de Salvación/Flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *