En "La Puerta"

Homenaje póstumo: David Bustos

El día 24 de septiembre del 2014 nos sorprendió la repentina partida de nuestro hermano Armando David Bustos Candia. Profesor de Filosofía, realizaba clases en el Liceo de San Pedro, donde se desempeñó con verdadera vocación y entusiasmo. Perteneció durante algunos años a nuestra comunidad “Puerta del Rebaño”, caracterizándose por ser un hombre de gran calidez y sensibilidad que, a pesar de sus humanas debilidades, reconocía a Cristo como su Salvador, eligiendo su camino de paz y justicia. Enseñó con el ejemplo el verdadero valor de lo que significa la palabra servir. Tenía la capacidad de reconocer a las personas que necesitaban una palabra de aliento o consuelo; allí estaba él entregando fortaleza y afecto, ya fuese con sus diálogos, su pan caliente o sus ricas sopaipillas. Fue un hombre sencillo, tremendamente solidario. Muchas veces prestó su casa para compartir las enseñanzas de la Biblia. Poseía un desarrollado sentido de la reflexión que, junto a su inteligencia y creatividad, le permitía entregar mensajes con valores de superación y respeto, tanto a sus alumnos como a su comunidad de fe. Vivió con el sueño y la esperanza de cambiar la vida de las personas a través del Evangelio.
Querido hermano David, sabemos que construiste el Reino de Dios entre nosotros y que hoy descansas junto a nuestro Creador.

David Bustos

David Bustos, construyendo una vivienda temporal para una familia de “La Puerta” (2006).

2 pensamientos en “Homenaje póstumo: David Bustos

  1. Quiero agradecer a todos los hermanos de la Puerta,el homenaje póstumo que le hicieron al que fué mi compañero de ruta y esposo David Bustos. Se refleja muy bien como era él con el entorno, sus hermanos de la puerta y todo lo que en su medida podía entregar a los demás.
    Me quedo con la frase de que fué un hombre de profundas reflexiones con una marcada sensibilidad.
    Caminamos juntos un tiempo con la Puerta del Rebaño y les estoy muy agradecida por todo el apoyo y acogida que nos dieron. Gracias

  2. Él fue mi profesor de Filosofía los años 1987-1988 y, sólo tengo excelentes recuerdos.

    Lo que más recuerdo del señor Bustos es su sencillez y trato amable. Lamento mucho su partida.

    Víctor Manuel Rodríguez Mabán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *